Bioguía utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Vídeo

Esta serpiente quería mudar de piel, pero se transformó en una tragedia

Un proceso que se supone normal y cotidiano en las serpientes, que es la muda de piel, se transformó en una tragedia. Aquí te contamos cómo ocurrieron los hechos

Vídeo

Esta serpiente quería mudar de piel, pero se transformó en una tragedia

Un proceso que se supone normal y cotidiano en las serpientes, que es la muda de piel, se transformó en una tragedia. Aquí te contamos cómo ocurrieron los hechos

 

Giulia C. Ortiz

09/04/2019

"Con la misma vara que midas, serás medido”, podría decirse que en cierta forma esta frase hace alusión a lo que le sucedió a la hermosa serpiente negra protagonista de esta historia. Quien diría que su arma letal, su veneno, se convertiría en su propia sentencia de muerte y cavaría su tumba.

Alguien se dio a la tarea de capturar en vídeo lo ocurrido, y lo que se puede apreciar es a la serpiente enrollándose para intentar alcanzar un pedazo de la piel que estaba mudando, cuando ¡zas!, se propina un letal mordisco que la hace retorcerse y dar latigazos con su cola hasta que en cuestiones de segundos, pierde la vida.

Lo que llama la atención en este caso es por qué si las serpientes suelen mudar de piel con regularidad, como parte de su crecimiento, en esta ocasión la misma quiso ayudarse, tratando de tirar de ese cuero con su boca. Por otra parte vaya que queda demostrado lo rápido que actúa ese veneno, en un abrir y cerrar de ojos, la pobre serpiente murió.

Lo que dice la ciencia

Vipera_berus_-_Venom_delivery_apparatus

Algunos investigadores se han dado a la tarea de estudiar casos de “suicidios” por autoenvenenamiento en las serpientes, tal es el caso de los ingleses John Muller y Richard Johnston, quienes se dieron a la tarea de analizar el caso de una víbora egipcia que murió antes de salir del huevo por una mordida que se habría autopropiciado.

Los especialistas hicieron una microtomografía de rayos X en la cola de la serpiente, que aparentemente fue el área afectada. Los resultados indicaron que los colmillos de la víbora estaban pegados al paladar y no clavados en su propio cuerpo, “sin embargo, es posible que se produjera un mordisco y un envenenamiento seguidos por una retirada de los colmillos, donde la causa de la muerte podría ser el resultado del veneno o del trauma físico asociado con el mordisco, especialmente si uno o ambos colmillos se clavaron en algún órgano vital”, según lo reseña la investigación publicada en la plataforma ResearchGate.

Por tal motivo los científicos concluyeron que sí existe la posibilidad de que una serpiente muera por autoenvenenamiento pero es algo que muy pocas veces sucede, así que la grabación del video que en este artículo te mostramos, fue un golpe de suerte.

Fuentes consultadas:

20 Minutos

Muy Fitness

share